Recubrimientos de Protección

Recubrimientos de Protección

Con el fin de proteger los productos del deterioro (corrosión) que sufren los metales al reaccionar con el medio ambiente que los rodea, se aplica cualesquiera de los recubrimientos siguientes según lo requiera el usuario:

Zincado o Galvanizado por Inmersión en Caliente

Es la protección anti-corrosiva, no electrolítica, que consiste en sumergir las piezas a recubrir en un baño de zinc fundido. Este tratamiento ofrece la mejor protección a productos expuestos a la intemperie. Color: Blanco Tenue.

Zincado o Galvanizado-Electrolítico

Los baños de zinc son los más utilizados como recubrimientos protectores sobre tornillos, tuercas y sujetadores en general, por sus magníficas propiedades de resistencia a la corrosión atmosférica. Las ventajas que ofrecen los baños electrolíticos de zinc son: superficies uniformes, ausencia de capas quebradizas, espesor deseado, más ductilidad y más adherencia. Color: Blanco Azulado.

Zincado o Galvanizado-Electrolítico + Cromatizado (tropicalizado)

Después de haber zincado electrolíticamente el producto y para lograr las mejores características de resistencia a la corrosión se introduce en una solución diluida de cromato de potasio. Color: Amarillo Tornasol.

Cadminizado

Los recubrimientos de cadmio poseen un color agradable y son bastante resistentes a la corrosión presente en atmósferas marinas, por lo que indistintamente se les usa como protectores o como decorativos. Color: Blanco

Cromado

Este recubrimiento es utilizado debido a que sus depósitos son duros y resistentes a la corrosión; además se pueden obtener recubrimientos brillantes si la pieza se pule a espejo previamente. Color: Blanco Brillante.

Fosfatado

Es una capa protectora de la superficie de tuercas y tornillos de acero contra la corrosión y consiste en la inmersión del material a recubren una solución de ácido fosfórico. Color: Negro-Gris.

Cobrizado

Este tipo de recubrimiento se utiliza cuando el cobre es un paso previo a recubrimientos posteriores, teniendo la facilidad de depositarse sobre todos los metales, a excepción del aluminio y del acero inoxidable. Color: Café Rojizo.

Niquelado

Los baños de níquel generalmente son depositados con un cobrizado previo. Color: Blanco Brillante.

Pavonado

Es el acabado común que resulta de la inmersión, en una tina de aceite soluble, del material caliente que se quiere tratar. Este acabado da esencialmente buena apariencia a tornillos y tuercas. Color: Negro.

Nuestros Laboratorios de Control de Calidad cuentan con los aparatos más modernos y precisos para comprobar, en base a las normas internacionales o particulares de nuestros clientes, la calidad y resistencia de los recubrimientos.

Publicado en 27/12/2016 Home, Protección y Galvanizado 0 253

Dejar un comentarioDejar una respuesta